Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Comercio  >  Artículo actual

Madrid y Barcelona suben puestos como ciudades caras

Por   /   27 junio, 2018  /   Sin Comentarios

La edición 2018 del “Estudio sobre el coste de la vida” para expatriados, que desde hace 24 ediciones elabora la consultora Mercer, muestra que tanto Madrid como Barcelona han ascendido de forma importante durante el último ejercicio en el ranking mundial de ciudades más caras del mundo, al pasar la primera al puesto 64 (111 en 2017, 105 en 2016 y 115 en 2015), y la ciudad condal del 121 en 2017 al 79 en 2018 (110 en 2016 y 124 en 2015) entre las 209 urbes que clasifica este informe tras analizar un total de 375 ciudades de todo el mundo.

En cualquier caso, la investigación de Mercer, que mide en las ciudades analizadas costes comparativos de más de 200 artículos en cada urbe, incluyendo alojamiento, transporte, alimentos, ropa, artículos para el hogar, ocio, entretenimiento, etc., sitúa a Hong Kong como ciudad más cara del mundo para expatriados, Ciudades caras, de Pixabaydesplazando de esta forma a la angoleña Luanda de ese liderazgo que lideró durante bastantes años, y que en esta ocasión desciende hasta la sexta posición.

Tras Hong Kong, la segunda posición es para la japonesa Tokio, mientras que la tercera la detenta ahora la suiza Zúrich, la cuarta es para Singapur y la quinta para la coreana Seúl, lo que significa que todas ellas suben un peldaño con relación a 2017. Es decir, que 4 de las 5 más caras del mundo están en Asia. Y junto a las citadas, a continuación figura la relegada Luanda y, después, sucesivamente, la china Shanghai (octava un año antes), Yamena, en Chad, que en 2017 había sido décimo quinta, la capital de China, Pekín (undécima en la edición anterior) y la suiza Berna, que repite ahora en el puesto décimo. Por su lado, Ginebra, séptima en 2017, aparece ahora en undécima posición, principalmente debido a la tendencia a la baja del mercado inmobiliario de la ciudad. En cuanto a las ciudades menos caras, el ranking se cierra con las urbes de Biskek (Kirguistán), en el puesto 207, Túnez (Túnez), en el 208, y Taskent (Uzbekistán) como “farolillo rojo”.

La actual edición, que constata que suben puestos como ciudades caras la mayoría de las urbes europeas (sobre todo por la fortaleza de la moneda local frente al dólar y también por el coste de los bienes y servicios) y asiáticas, pone de manifiesto en lo que afecta al Viejo Continente las fuertes subidas de algunas ciudades, como es el caso de las dos españolas ya señaladas, pero también de otras como varias alemanas: Frankfurt es ahora la 68 más cara y Berlín la 71, tras haber subido cada una de ellas 49 puestos, mientras que Múnich escala 41 escalones y queda en el 57. A su vez, en el Reino Unido destaca el alza de 19 plazas de Birmingham, que se convierte así en la 128, mientras que Belfast es este año la 152 tras ascender 18 lugares, y Aberdeen, que escala 12, figura ahora como la 134, en tanto que Londres salta hacia arriba 10 puestos y se sitúa este año en el lugar 19 de la clasificación. No obstante, también suben grandes capitales en otros países: París recupera 28 puestos y aparece ahora en el puesto 34, a la vez que Roma gana 34 y se aúpa hasta el 46, y  Viena asciende 39 y queda precisamente en el 39.

En cuanto a la Europa del Este, lo más destacable quizás es la pérdida de varias posiciones (sobre todo por la pérdida de valor de su moneda frente al dólar) de Moscú, que desciende 4, hasta ocupar el lugar 17 de la clasificación; de San Petersburgo, que baja 14 puestos y se queda ahora en el 49; y de Kiev, relegada al puesto 173, lo que supone haber caído 10.

En lo que toca a Oriente Medio, Tel Aviv (colocada en el puesto 16) sigue siendo la ciudad más cara para los expatriados, seguida por Dubái (vigésimo sexta, ya que ha perdido 6 escalones), Abu Dabi (40 este año, es decir, 17 puestos por detrás del anterior) y Riad, que gana 7. Por el contrario, El Cairo (188) sigue siendo la ciudad más barata de la región.

Y por lo que respecta a África, y al margen de que Luanda sigue siendo la ciudad más cara, también se encuentran en la parte alta del ranking ciudades como Yamena (octava, tras ganar 7 puestos) o Brazzaville, que escala 11 lugares. Eso sí, la ciudad menos cara del mundo también es africana: Taskent.

En lo que afecta a América, y debido probablemente a la continua mejora de la economía europea y a la depreciación del dólar frente a otras monedas, las ciudades de Estados Unidos han bajado puestos en la lista. En concreto, Nueva York ha descendido 4 lugares, siendo relegada hasta el puesto 13, aunque resulta la ciudad con la posición más alta de la zona. A su vez, San Francisco (28) y Los Ángeles (35) han caído 7 y 12 puestos, respectivamente, desde el año pasado, mientras que Chicago (51) ha descendido 20 posiciones, Washington (56) ha bajado 17 lugares y Miami (60) y Boston (70) han caído 19 puestos. Frente a todo ello, Portland (130) y Wiston Salem (161), en Carolina del Norte, son las ciudades más baratas de Estados Unidos.

En Sudamérica, la urbe brasileña de Sao Paulo (58) sigue siendo la ciudad más cara de la zona pese a haber descendido 32 puestos en el último ejercicio, en tanto que Santiago, en el 69, figura como segunda. En cualquier caso, lo cierto es que la mayoría de las otras ciudades sudamericanas han caído en el ranking a pesar de que han subido los precios de bienes y servicios en países como Brasil, Argentina y Uruguay. En esa línea, Río de Janeiro (99) en particular ha bajado 43 puestos, Lima (132) ha perdido 28 lugares y Bogotá (168) ha caído 15. El estudio también reseña que Tegucigalpa, en el escalón 201, resulta la ciudad más barata de la zona (Caracas ha sido excluida de la clasificación debido a su compleja situación).

En lo que se refiere a las ciudades canadienses, la mayoría de ellas han bajado posiciones en el ranking de ciudades caras, si bien Toronto gana tres puestos e iguala así con Vancouver, que cae dos, en el 109. También conviene apuntar que Montreal (147) y Calgary (154) pierden ahora 18 posiciones en el caso de la primera y 11 en el de la segunda.

En la zona de Asia-Pacífico, que como se ha dicho al principio acoge a varias de las 10 ciudades más caras del mundo, Hong Kong es desde luego también la ciudad más costosa del área, un centro financiero al que siguen en encarecimiento en esta región mundial Tokio (2), Singapur (4), Seúl (5), Shanghái (7) y Pekín (9). En esta misma región, Bombay (55) es, tras remontar 3 puestos, la ciudad más cara de India, a la que siguen Nueva Delhi (103), que baja 4 escalones, y Chennai (144), que desciende 9, siendo, por el contrario, Calcuta (182) y Bangalore (170) las más económicas en la zona.

Y por lo que atañe a otras partes de Asia, Bangkok (52) asciende 15 posiciones, en tanto que Kuala Lumpur sube 20, para quedar en el 145. Sin embargo, Hanói pierde 37 y queda como 137 del mundo. Eso sí, Biskek (207) y Taskent (209) siguen siendo las ciudades más baratas de la región.

Por último, en lo que afecta a las ciudades australianas, todas han experimentado descensos, destacando Brisbane, que cae 13 puestos y queda en el 84, y Perth, que baja 11 y se sitúa en el 61. Eso sí, Sídney, 29 en el ranking general (5 por debajo del de 2017), continúa siendo la ciudad más cara de la región. Le sigue Melbourne, que cae 12 lugares, hasta ocupar la posición 58.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *