Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

La mitad de las empresas españolas, sin estrategia integral de seguridad

Por   /   15 noviembre, 2017  /   Sin Comentarios

Nada menos que el 49% de los directivos españoles y el 44% de los de todo el mundo reconocen que sus empresas carecen de una estrategia integral de seguridad. Es más, según detalla la “Encuesta Mundial sobre el Estado de la Seguridad de la Información 2018”, tradicional informe anual de la multinacional de servicios profesionales PwC, el 53% de las organizaciones no cuentan con programas de formación para los empleados y el 55% no disponen de procedimientos previamente establecidos para responder a los incidentes de seguridad. Ciberataques a empresas, de PixabayDe hecho, ante un ciberataque, el 41% de las compañías en España y el 39% de las de todo el mundo reconocen que no son capaces ni siquiera de llegar a identificar su autoría.

No es de extrañar por tanto que el 67% de los 336 directivos encuestados en España (9.500 en el conjunto de 122 países) por esta investigación consideren “probable” o “muy probable” que sus empresas vayan a ser objeto del algún tipo de ciberataque en los próximos meses. En esa línea, la pérdida de datos sensibles (estimada por un 48% de los preguntados), los daños en activos físicos de la compañía (38%), el deterioro en la calidad de sus productos (37%) y la suspensión de sus operaciones (34%) son, por este orden, las principales consecuencias de los ciberataques para las empresas españolas. Sin embargo, para el conjunto de los directivos de todo el mundo, los principales impactos negativos son la interrupción de las operaciones y fabricación (opinión del 40% de todos los consultados), seguida de la pérdida de información confidencial (39%), de los daños en la calidad de los productos (32%), del deterioro a la propiedad física (29%) y de la repercusión negativa en la vida humana (22%).

La realidad es que, tal y como pone de manifiesto el documento de PwC, las empresas de todo el mundo sufren, de media, 3,4 incidentes de seguridad al año, y unas pérdidas de 4,8 millones de dólares (las empresas españolas se ven obligadas a parar sus operaciones 17 horas de media al año como consecuencia de los ataques informáticos).

Eso sí, el estudio apunta que, en nuestro país, en torno al 47% de los ciberataques que tienen su origen dentro de la compañía son realizados por empleados o ex empleados, mientras que otro 40,7% parten de los proveedores; y entre los de origen externo, un 28,2% son realizados por competidores, un 25,4% por organizaciones criminales y otro 17,5% por activistas y ciberactivistas. Al respecto, las prioridades de las empresas españolas para los próximos meses pasan sobre todo por combatir los ataques que se producen desde dentro de la organización (“insider threat”), una opción constatada por un 24% de nuestro directivos, pero también garantizar la seguridad de los dispositivos móviles (18%), monitorizar los sistemas y redes de la compañía (12%), mejorar la gestión de identidades (12%) y aumentar la conciencia y la formación de los empleados sobre los riesgos informáticos a los que se enfrenta la empresas (12%).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *