Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

Déficit de profesionales expertos en competencias de ciberseguridad

Por   /   27 febrero, 2018  /   Sin Comentarios

Las relativas a la ciberseguridad son, entre todas las competencias digitales necesarias para las organizaciones con aspiraciones al liderazgo digital, las que presentan una mayor brecha entre la demanda y la oferta, según constata un reciente informe del Instituto de Transformación Digital de la firma de servicios de consultoria, tecnología e internacionalización Capgemini.

El documento, que se apoya en una encuesta a más de 1.200 directivos de alta dirección y empleados, además de analizar el sentimiento en redes sociales de más de 8.000 empleados de ciberseguridad, subraya que nada menos que el 68% de las empresas declara tener una necesidad alta de competencias de ciberseguridad, Experto en ciberseguridad, de Pixabayun porcentaje mayor al de precisar competencias de innovación (61%) e incluso al que demanda competencias analíticas (64%).

En cualquier caso, el estudio también comparó la demanda de estas competencias con la disponibilidad real de profesionales especializados ya en plantilla, obteniendo como resultado una diferencia de 25 puntos porcentuales en competencias de ciberseguridad (con una disponibilidad del 43% de personas con conocimientos especializados ya presentes en la organización), frente a una diferencia de solo 13 puntos porcentuales en competencias analíticas (51% ya presente) y de 21 puntos porcentuales en competencias de innovación (40% ya está presente en las empresas).

Por otro lado, según las previsiones, la demanda de personas con conocimientos en ciberseguridad es ya una realidad que, además, aumentará en el futuro: un 68% de los encuestados señala que existe una alta demanda de estos perfiles hoy en día, y el porcentaje aumenta hasta el 72% ante la cuestión de si esta necesidad continuará en 2020. En un contexto de crecientes casos de ciberataques y en un momento en el que las organizaciones tienen necesidad no solo de protegerse sino también de conseguir la máxima ventaja competitiva de su digitalización, el informe recomienda el establecimiento de una serie de prioridades tácticas a los responsables del mundo empresarial. Reseña un importante aumento de la brecha en materia de competencias de ciberseguridad y avisa de la necesidad urgente de implantar nuevas estrategias de búsqueda y retención de personal con esas habilidades para que las organizaciones limiten los ciberriesgos y generen ventajas competitivas.

Más en concreto, la primera prioridad para las empresas, según el citado organismo de Capgemini, es determinar el grado de integración eficaz de la seguridad en la organización: ¿Qué cultura de ciberseguridad hay, más allá del equipo con responsabilidad directa en la protección de datos? ¿Cuánto conocimiento tienen sobre seguridad los desarrolladores de aplicaciones y gestores de redes?

Además, otra prioridad es sacar a la luz las competencias de seguridad que ya existen (en los trabajadores propios), pero que no se han reconocido todavía, y desde luego las empresas deben pensar en la necesidad de integrar la seguridad en todos los servicios y aplicaciones y contratar a comunicadores de empresa que complementen los conocimientos técnicos de su equipo. Por ejemplo, analistas de negocio y personal de marketing podrían ser transferidos a puestos encargados de ciberseguridad para la adopción de buenas prácticas en toda la compañía. En definitiva, es preciso maximizar el conjunto de competencias ya existente.

Una tercera prioridad es que las organizaciones vayan más allá de las estrategias habituales de reclutamiento (salir del camino preestablecido) y entiendan las competencias básicas en materia de ciberseguridad. Buscar cualidades y capacidades ya presentes en perfiles de trabajo completamente diferentes y entrevistar a candidatos a los que normalmente la empresa no prestaría atención. Las personas que desempeñan funciones matemáticas, por ejemplo, tienen a menudo una capacidad alta de reconocimiento de patrones.

Y una última recomendación pasa por reforzar la retención del capital humano de la propia compañía. Y en esa línea hay que tener en cuenta que los empleados con conocimientos de ciberseguridad valoran a las organizaciones que ofrecen condiciones flexibles de trabajo, fomentan el aprendizaje y dan prioridad a un desarrollo profesional claro y accesible. Sin olvidar que, según las respuestas dadas por los profesionales de ciberseguridad en las redes sociales, uno de los cinco peores aspectos de su puesto es la difícil conciliación entre la vida personal.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *