Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Comercio  >  Artículo actual

Salud, comodidad, ahorro y premium, nuevas tendencias de compras de los españoles

Por   /   28 febrero, 2018  /   Sin Comentarios

El aumento de la esperanza de vida en España está modificando las demandas habituales de compra de nuestros conciudadanos y, en esa línea, se detecta que una serie de productos y segmentos están siendo especialmente dinámicos, ya que su consumo crece a un ritmo del 13%, según refleja el último informe “Nielsen 360”, referido al ejercicio 2017. Se trata de productos que responden a un comprador que demanda salud, conveniencia (comodidad), ahorro y calidad asequible (trending/premium), además de un quinto factor, que es circunstancial pero igual de importante: las condiciones climatológicas. Consumo en supermercado, de PixabayAsí, todos ellos suponen uno de cada 4 euros que vende el mercado y dan forma a una serie de tendencias que han llegado para quedarse por los cambios sociales

Basado en datos del Panel de Detallistas de la consultora de marketing e investigación de mercados Nielsen, conformado por hipermercados, supermercados y especialistas de perfumería y droguería, así como en su Panel de Hogares y en su Universo de Establecimientos, esta investigación de Nielsen constata que la actual se trata de una cesta de la compra ante todo saludable, en la que se mezclan las alternativas vegetales como el tofú o el zumo recién exprimido y que tienen su razón de ser por la preocupación del consumidor por su salud, cada vez más patente a partir de la edad de los 40. De hecho, un 60% de españoles se esfuerza por realizar una compra diaria saludable.

No obstante, el ahorro también está muy presente, en tanto que condiciona muchas decisiones de compra con la intención de ceñirse a un presupuesto muchas veces ajustado. Por eso, ante subidas de precio, el consumidor no duda en buscar alternativas más baratas. Es el caso, por ejemplo, del aceite de girasol (el litro de oliva supera los 4 euros) o el pescado congelado (el fresco se encareció más de un 5%). Desde luego, la hipersensibilidad al precio se mantiene tras la crisis y 7 de cada 10 consumidores afirman estar al tanto de lo que cuestan los productos y de sus variaciones de precio.

Junto a lo anterior, la comodidad aparece como una tendencia necesaria. Y en ese sentido, el “mix” de comodidad incluye platos preparados o café en monodosis, más que alimentos, soluciones para un consumidor que vive solo o en pareja o apenas tiene tiempo. Son productos que se presentan en formatos reducidos y adaptados a este nuevo hogar y que o bien ocupan poco espacio o no requieren de stock, y es que la cocina es cada vez menos despensa.

En cualquier caso, y aunque salud, ahorro y comodidad son tendencias a las que el consumidor se ve abocado por su estilo de vida, lo emocional también “vende”. Y ahí aparece la compra de productos “premium”, que destacan por sus ingredientes, sus beneficios o la experiencia que ofrecen. De hecho, un 57% de consumidores se muestra dispuesto a pagar más por ese plus de calidad, una tendencia que se traduce en la cesta de la compra en la presencia de más productos como vinos con DO, cervezas especiales, ginebras y tónica “premium”, jamón curado, aceite de oliva “premium” o sushi y ahumados.

No obstante, esta cesta “trending” de la compra también es sensible a los factores externos, como el calor. Con veranos cada vez más largos y olas de calor más frecuentes, el consumo de productos para combatir sus rigores crece tanto como la temperatura: agua, cervezas o hielo son ejemplos de categorías dinámicas por estas razones climatológicas. Eso sin olvidar otros artículos tan o más necesarios como los repelentes y los insecticidas.

Por otra parte, estas tendencias también se reflejan en los lugares donde los españoles hacen la compra, mediatizados especialmente la conveniencia y el ahorro, si bien es asimismo primordial que el establecimiento permita una compra por una buena relación calidad-precio, con lineales bien surtidos y que el acto de compra sea cómodo, fácil y en un ambiente agradable.

De esta manera, particularizando en el formato de venta, el que más crece en número, aupado sin duda por las franquicias, es el supermercado pequeño o de proximidad, que permite que el consumidor tenga una opción de compra cercana y que le resulte cómodo realizar esta tarea doméstica, pensando especialmente en los mayores o en aquéllos que tienen poco tiempo (actualmente más de 10.000 puntos de venta son supermercados de entre 100 y 400 metros cuadrados).

Sin embargo, lo cierto es que el formato que más crece en superficie (2,7% más en 2017 que en 2016) es el supermercado grande, e incluso el modelo hipermercado también aumentó sala de venta un 0,5% en 2017  (en conjunto, los españoles disponen ahora de un 1,4% más de superficie comercial para hacer la compra que en 2016).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *