Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Salir reforzado profesionalmente de un período de incertidumbre

Por   /   3 febrero, 2021  /   Sin Comentarios

Por Robert Walters, consultora de búsqueda y selección de mandos intermedios y directivos.

 

Durante este tiempo incierto, los profesionales han tenido que vivir un período de adaptación en el que han tenido que enfrentarse a acuerdos comerciales inesperados, condiciones económicas complejas, requisitos técnicos cambiantes…Y así, mientras que algunos profesionales están afrontando esta situación de manera proactiva como una oportunidad para redescubrir sus trayectorias profesionales y mejorar sus habilidades, otros no están seguros de cómo proceder.

Lo cierto es que los períodos de complejidad, cambio o incertidumbre, como el actual, pueden resultar una buena ocasión no solo para reevaluar la dirección actual de tu carrera, sino también para implementar acciones concretas para mejorar tus habilidades. Al hacerlo, no solo garantizarás estar equipado Carrera profesional, de Pixabaycon las competencias necesarias para aprovechar al máximo cualquier oportunidad, sino que también te permitirá dar nuevos pasos en tu trayectoria profesional.

No obstante, hay que tener en cuenta que la mejora profesional es un viaje largo y continuo, por lo que hay que asegurarse de que sea sostenible, que sea interesante a nivel personal y que aporte crecimiento en diferentes aspectos de la vida. Eso sí, redescubrir y perfeccionarse no tiene por qué ser difícil si aprovechas las preguntas y herramientas adecuadas para restablecer tu hoja de ruta profesional, descubrir las habilidades necesarias y aprovechar los recursos disponibles para alcanzar tus objetivos

En ese sentido, y teniendo en cuenta tus objetivos profesionales a largo plazo, es aconsejable hacerse las siguientes 5 preguntas que te ayudarán a identificar tus áreas principales de mejora profesional.

  • 1. ¿Sobre qué estoy interesad@ en aprender más?

Comenzar puede ser la parte más difícil de cualquier viaje, por lo que es bueno empezar con algo que siempre te haya interesado. Quizá seas un profesional de recursos humanos con un gran interés por la programación pero que nunca tuvo la oportunidad de aprenderla; o puede que estés interesado en hablar en público, a pesar de que tu trabajo no te exige hacerlo. Por eso, enumera todas las áreas que te interesan y realiza una búsqueda online para encontrar recursos que puedas aprovechar. Comienza con algo que te llame la atención (puede ser un curso, taller, “webinar” o “podcast”). Y desde luego, esto no tiene que estar directamente relacionado con tu trabajo; nunca se sabe cuándo serán de utilidad estas habilidades profesionales adicionales.

  • 2. Qué me haría brillar en mi trabajo?

Ahora que has comenzado, mantén la rueda en movimiento. Y para muchos, la mejor manera de hacerlo es aprender algo directamente relevante para su trabajo, de modo que se puedan ver fácilmente los beneficios inmediatos del esfuerzo por aprender. Así que identifica las áreas de tu trabajo en las que ya eres bueno, explora aquello que te puede hacer destacar aún más y enfoca tus esfuerzos en mejorar en estas áreas. De ese modo, para un vendedor de contenido, por ejemplo, esto podría suponer ponerse al día sobre las últimas tendencias en SEO y SEM para asegurarse de que su contenido no solo sea atractivo, sino de que también llegue al público adecuado.

En cualquier caso, si bien es posible que no te conviertas en un especialista en unos pocos meses, estas habilidades ampliarán tu perspectiva y te permitirán considerar aspectos más amplios de tu trabajo.

  • 3. ¿Qué me haría sentir menos frustrad@ en mi trabajo?

El perfeccionamiento o mejora no tiene por qué limitarse a aprender cosas nuevas, pues también puede consistir en repasar lo más básico. Por lo tanto, afronta los aspectos de tu trabajo en los que tienes dificultades, tomándote tiempo para reflexionar sobre lo que más te frustra cada día. ¿Es tu desbordante bandeja de entrada o tu creciente lista de tareas? ¿Dedicas mucho tiempo a tareas administrativas tediosas? ¿O tal vez te cuesta comunicarte eficazmente con otros? Y una vez que hayas identificado los “puntos débiles” en tu trabajo diario, encuentra formas de mejorar estas áreas. Esto podría incluir hablar con un compañero de trabajo para averiguar cómo completa sus tareas administrativas rápidamente (¡puede que conozca algún atajo secreto!) o leer artículos recomendados sobre cómo puedes administrar tu tiempo de manera más efectiva.

  • 4. ¿Qué me ayudaría a desarrollar una ventaja competitiva en el mercado laboral?

Incluso si te ves permaneciendo en tu puesto actual a largo plazo, tus objetivos profesionales no deberían estar vinculados a tu trabajo y empresa. A largo plazo, ¿qué te ves haciendo y cuáles son las habilidades que necesitas para alcanzar tus objetivos?

Si eres desarrollador, pero tienes planes de convertirte en gerente en el futuro, necesitarás algo más aparte de habilidades técnicas para obtener el cargo deseado. Por ejemplo, necesitarás poseer habilidades de liderazgo, la capacidad de comunicarte entre equipos y partes interesadas, así como gestionar múltiples cronogramas de proyectos. Al desarrollar estas habilidades personales que muchas empresas consideran que faltan en los profesionales técnicos, con el tiempo te encontrarás con una ventaja sobre tus competidores, ya sea para una promoción para un cargo interno o para un puesto en otra empresa.

  • 5. ¿Estoy pensando holísticamente?

Si bien es bueno contar con áreas específicas que perfeccionar, asegúrate también de considerar el panorama general y de no dejar de lado ninguna otra oportunidad de mejora. Evalúa por eso si estás demasiado enfocado en las habilidades interpersonales y no lo suficiente en las habilidades técnicas, o viceversa. ¿Estás explorando todos los recursos que podrías aprovechar, o estás empleando un único método, como los webinars? ¿Te estás exigiendo lo suficiente, o tal vez demasiado de manera que será insostenible a largo plazo?

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *