Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Recomendaciones para las campañas de marketing digital

Por   /   7 septiembre, 2016  /   Sin Comentarios

Por acens, Compañía especializada en soluciones de hosting, housing y telecomunicaciones para el mercado empresarial, y Santiago Mediano Abogados, despacho profesional especializado en temas digitales.

 

En el último año, la inversión publicitaria en medios digitales creció más de un 20% y el 65% de los usuarios de Internet reconoce que en su proceso de compra ha influido la publicidad online. Con estos datos, parece claro que el marketing digital se ha convertido en una de las mejores herramientas de venta.

Pero en el entorno digital no todo vale, y a la hora de desarrollar este tipo de actividades hay un marco normativo que hay que respetar. Marketing digital, de PixabaySin embargo, lo cierto es que el 70% de las empresas españolas desconoce el marco legal de la publicidad online, y aunque la principal consecuencia de no conocer las implicaciones legales puede ser económica, no hay que perder de vista asimismo el daño en reputación.

En cualquier caso, uno de los métodos que genera más quejas del marketing digital es el “spam” (comunicaciones no deseadas y masivas). De ahí que es importante tener una política de privacidad clara a la hora de recoger datos, así como indicar al cliente qué comunicaciones recibirá y siempre facilitarle la baja. Cumplir estas pautas genera satisfacción y seguridad en los clientes.

Lo cierto es que las nuevas formas de publicidad se basan cada vez más en la combinación de datos: datos de compra, datos de consumo digital y datos del comportamiento físico de una persona. Lo normal en breve será pasar cerca de un restaurante o una tienda y, automáticamente, recibir una alerta en el móvil con la información sobre un producto que has buscado en Internet y está disponible en esa tienda. ¿Pero qué pasa, por ejemplo, con estos datos que se recogen y su seguridad?

Así, las claves a tener en cuenta para realizar acciones de publicidad online con mayor seguridad son:

1. Existen mensajes comerciales prohibidos o restringidos. El contexto y forma en que se utiliza el lenguaje o una imagen pueden ser denigratorios o lesivos de derechos de terceros, e incluso constituir un supuesto de publicidad ilícita. La publicidad de productos dirigidos a adultos tiene unas restricciones horarias y determinados medios donde no se puede realizar.

2. Utilizar vídeos o imágenes con los correspondientes derechos. En la medida en que se usa una imagen o un vídeo, se ha de disponer no sólo de los derechos, sino tener en cuenta las restricciones de uso de esas imágenes y vídeos para los distintos medios o canales en los que se van a usar.

3. Existen sectores de actividad con normativa específica. Entre otros, en el sanitario, el farmacéutico, el de seguros, el financiero o el de telecomunicaciones hay que tener presentes requisitos adicionales.

4. Identificar qué es publicidad. Al desarrollar una acción promocional en una red social debe advertirse o identificarse de una manera clara que estamos ante un mensaje comercial. En Twitter, por ejemplo, se puede generar un “hashtag” seguido de la palabra publicidad o “publi”, mientras que en Facebook es mejor utilizar el espacio habilitado para ello o los perfiles de la empresa, y en las creatividades utilizar un término como “publi” que lo deje claro.

5. Conocer el tipo de “keywords” que se pueden utilizar. En la publicidad patrocinada debemos saber qué palabras clave se pueden utilizar en los motores de búsquedas. Y también es importante saber qué se puede hacer cuando los competidores usan “keywords” coincidentes con mis marcas.

6. Informar al usuario sobre el uso que se hará de sus datos. Al recoger datos de carácter personal se debe informar previamente del uso de los mismos y obtener el consentimiento explícito del usuario.

7. Dar la opción de darse de baja de las comunicaciones. El uso de herramientas como el “email marketing”, por ejemplo, ofrece interesantes ventajas sobre otros sistemas tradicionales de marketing, pero la opción de darse de baja debe estar siempre visible en el emailing.

8. Analizar las implicaciones legales antes de realizar cualquier publicidad online. Lo esencial es conocer el medio o los canales que se van a utilizar, las campañas promocionales, analizar las implicaciones legales y, por último, realizar un análisis del riesgo de cumplir o no ese marco legal; y trabajar en coordinación entre el departamento de marketing y el de legal.

9. Tener en cuenta las sanciones económicas y el daño reputacional. La principal consecuencia de desconocer las implicaciones legales de realizar publicidad online es una posible una sanción económica, además del posible daño en la imagen de la compañía.

10. Considerar que el responsable de una comunicación en una red social es el anunciante. Hay un marco legal que cumplir en cada país, y además el medio donde se realiza la comunicación puede tener una normativa y restricciones específicas que deben ser respetadas por el anunciante.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *