Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

Los profesionales de TI no creen en la aplicaciones introducidas por los empleados en el trabajo

Por   /   23 abril, 2014  /   Sin Comentarios

Según un reciente estudio llevado a cabo por Edge Strategies para LogMeln, firma especializada en transformación de los modos de trabajar, los profesionales de TI subestiman significativamente el alcance de la tendencia “bring-your-own-app” (BYOA) en su lugar de trabajo. De hecho, mientras que aproximadamente el 70% de las empresas encuestadas (81% en el caso de las pymes) informa del uso activo de las aplicaciones introducidas por los empleados en el lugar de trabajo, los profesionales de TI consultados estiman que su número es de 2,8 por organización. Sin embargo, los datos posteriores recogidos de organizaciones de tamaño similar a través de una tecnología de descubrimiento de aplicaciones ponen de relieve que el número promedio de aplicaciones BYO se acerca en realidad a 21 por empresa; es decir, nada menos que siete veces más.

Aplicaciones de trabajadoresEl informe, que ha consultado para la investigación a 1.390 profesionales de TI y no TI en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda, muestra por otra parte de que el 64% de las aplicaciones introducidas por los empleados se utilizan incluso en lugar de las aplicaciones existentes de la propia empresa para cubrir las mismas necesidades.

Lo cierto es que, cuando se les pregunta si se consulta al departamento de TI sobre la decisión de introducir aplicaciones en el lugar de trabajo, el 56% de los profesionales de TI afirman que sí son consultados. En cambio, los empleados ofrecen una respuesta muy diferente, pues sólo el 45% aseguran que consultan o informan a TI antes de la introducción de aplicaciones cloud en su lugar de trabajo.

La realidad es que buena parte de las aplicaciones son introducidas saltándose o habiéndose saltado las aplicaciones proporcionadas por TI en las categorías principales: el 58% de todas las aplicaciones de sincronización y compartición en la nube fueron introducidos por primera vez por los empleados, así como un 52% de todas las aplicaciones de productividad y el 49% de todas las aplicaciones de colaboración.

De esta manera, parece que son los empleados los que abren camino y posteriormente son adoptadas y/o aprobadas con frecuencia por el departamento de TI para un uso más amplio dentro de la organización. En concreto, el 59% de las aplicaciones de colaboración originalmente introducidas por los empleados son aprobadas por TI, y lo mismo ocurre con el 55% de las aplicaciones de productividad y con el 41% de las aplicaciones de sincronización y compartición de archivos.

No obstante, también es verdad que, incluso después de que los profesionales de TI respalden las aplicaciones introducidas por los empleados, sólo un pequeño porcentaje de éstas se gestionan de forma centralizada. En lo que respecta a las aplicaciones de sincronización y compartición de archivos, el 54% de los empleados utilizan versiones libres no gestionadas, el 20% versiones de pago de uso individual sin administrar y sólo el 26% usa versiones empresariales gestionadas de forma centralizada. En lo que afecta a las aplicaciones de colaboración, el 46% de los empleados utilizan versiones libres no gestionadas, el 25% versiones de pago sin administrar de uso individual y sólo el 29% usa versiones empresariales gestionadas de forma centralizada. Y con relación a las aplicaciones de productividad, el 42% de los empleados utilizan versiones libres no gestionadas, el 42% versiones de pago sin administrar de uso individual y sólo el 15% usa versiones empresariales gestionadas de forma centralizada.

Y son los problemas de seguridad los que siguen constituyendo el principal escollo para la adopción o el apoyo al BYOA en las empresas, pues más de la mitad de los consultados (54%) apunta precisamente en ese sentido, en tanto que un 45% cita la falta de control/gestión de las aplicaciones.

En cualquier caso, únicamente el 38% de las organizaciones tienen una política BYOA en su centro de trabajo y apenas un 20% de los profesionales de TI siente que está muy preparado y cuenta con políticas y tecnologías para mitigar la mayoría, si no todos, los riesgos de seguridad asociados a BYOA.

Imagen cortesía de iosphere / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *