Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

Su edad impide a la mitad de los desempleados encontrar trabajo

Por   /   24 abril, 2019  /   Sin Comentarios

Un 51,4% de los parados actuales cree que no encuentra empleo debido a su edad. Así lo revela al menos un nuevo estudio presentado por la multinacional de gestión de recursos humanos Grupo Adecco y el portal de trabajo Infoempleo.

El documento, que ha llevado a cabo una encuesta a 4.728 desempleados en España, pone de manifiesto que, tras la edad, otras importantes causas de su no contratación son también la mucha competencia que hay para cada puesto de trabajo (posibilidad apuntada por un 32,2%), la falta de experiencia (26,7%) y la ausencia de contactos (19,9%). En menor medida se mencionan asimismo como razones la mala suerte (12,6%), la falta de estudios (10,8%) o tener estudios con poca demanda en el mercado laboral (10,3%). Búsqueda de empleo, de PixabayY menos son todavía los parados que opinan que no encuentran trabajo por las responsabilidades familiares que tienen (7,6%), porque no quieren cambiar de residencia (6,6%), porque las empresas no publican sus ofertas de empleo (6,1%), porque no saben buscar empleo o no le dedican el tiempo suficiente (3,8%), porque no buscan de manera activa (2,9%) o porque no tienen suficiente iniciativa (2,3%).

La realidad es que el 94,3% de los desempleados sondeados está buscando empleo de forma activa, declarando un 21,9% de ellos que nunca o casi nunca encuentra ofertas de empleo que se ajusten a su perfil, en tanto que algo más del 50% afirma que consigue encontrarlas “a veces” y solo el 27,3% reconoce dar con frecuencia ofertas que sí se adecúan a sus habilidades.

Mientras, entre el 5,7% restante que no busca trabajo de forma activa, un 31,2% asegura no hacerlo porque está estudiando y prefiere obtener el título antes; otro 21,9%, porque tiene responsabilidades familiares y/o personales; un 16,4%, porque su estado de salud no se lo permite; un 10,4%, porque está preparando unas oposiciones; un 9,7%, porque cree que, aunque buscara empleo, no lo encontraría; y un 1,5%, sencillamente porque no quiere o no necesita trabajar.

A pesar de todo, el 27,8% dice enviar entre 20 y 50 curricula al año, en tanto que otro 23,5% confiesa mandar entre 50 y 100 e incluso un 22,1% remite más de 100. Solo un 4,9% asegura haber pasado entre 1 y 5 durante el año pasado, por un 21% que ha dirigido entre 5 y 20 y el restante 0,7% que no ha enviado ninguno.

Además de esto, el 44,6% de los desempleados afirma dedicar tiempo varias veces al día a la búsqueda de un empleo, mientras que otro 34,2% reseña que emplea al menos una vez al día en ello. Otro 17% dice hacerlo varias veces a la semana, en tanto que un 3,1% y un 1,2% buscan trabajo, respectivamente, una vez a la semana o con una frecuencia aún menor.

No obstante, los desempleados son conscientes de que la formación les abre puertas a la hora de encontrar empleo (un 86,5% de ellos asegura que ampliando estudios o formación tendrá más posibilidades de encontrar un trabajo, frente al 13,5% que cree que tendrá las mismas). De ahí que la mayoría ha realizado alguna formación durante el tiempo que lleva desempleado: el 47,4% se ha decantado por la formación gratuita y el 19,9% por una formación de pago, en tanto que el 32,7% restante, en cambio, no se ha reciclado desde que no tiene empleo.

El estudio avanza que, entre las causas principales que les ha llevado a su actual situación de desempleado, un 29,5% destaca que perdió el empleo tras finalizar su contrato laboral y no ser renovado o ampliado, a la vez que un 12,6% fue producto de un despido. Otras explicaciones hablan de tratarse de la búsqueda de su primer empleo (algo señalado por el 9,9% de los consultados), del cierre de la empresa en la que trabajaba (8,8%), de un cambio de lugar de residencia (6,5%), de baja voluntaria (6,3%) o del hecho de ser estudiante (5,9%). Los desempleados encuestados también señalan como motivos el empleo estacional (4,5%), una reestructuración de la empresa (4,2%), un expediente de regulación de empleo (3,8%), ser autónomo que ha tenido que cesar su actividad (2,8%), la incapacidad laboral (2,5%) o la ausencia de permiso de trabajo (0,4%) en el menor de los casos.

En esa línea, apenas un 32,5% de ellos percibe algún tipo de subsidio o ayuda por desempleo. El 67,5%, por tanto, no recibe ayudas públicas, siendo la principal fuente de ingresos de los parados que no reciben subvenciones la ayuda económica que reciben de sus familiares y amigos, tal y como ha reconocido el 61% de ellos, frente a otro 20,6% que cuenta con ahorros que le permiten sobrevivir. Eso sí, algunos parados disponen además de otras vías para conseguir dinero, como trabajos sin declarar (8%), otro tipo de prestaciones o pensiones (4,9%), la beneficencia (2,5%) o cuentan con rentas patrimoniales (2,3%).

No obstante, en el supuesto de que tuvieran derecho a percibir una prestación por desempleo durante los siguientes 6 meses y le ofrecieran un empleo con un salario idéntico al del subsidio y de la misma duración, nada menos que el 70,2% aceptaría el trabajo, mientras que otro 5,6% lo rechazaría solo si no implica un incremento salarial, un 5,9% también si no logra que le amplíen esa duración del contrato y el 14,7% se negaría asimismo si no le ofrecen un incremento salarial y también una mayor duración del contrato. Por tanto, solo un 3,6% lo rechazaría sin siquiera luchar por unas mejores condiciones.

Pero al margen de que tuvieran o no una prestación por desempleo, lo cierto es que 7 de cada 10 desempleados nunca han rechazado una oferta de empleo, aunque el 57,7% de todos los consultados sí lo haría si le ofrecieran un salario insuficiente, mientras que un 42,3% dice que lo haría según el tipo de contrato ofrecido, un 38,5% también si ello implicara un cambio de residencia, un 32,2% tendría en cuenta la jornada laboral y podría rechazar un trabajo por este motivo e incluso un 18,2% no aceptaría una oferta laboral si le ofrecieran una categoría inferior a la que espera. Eso sí, es preciso señalar que al 30,7% de los desempleados en nuestro país le han ofrecido alguna vez trabajar sin darle de alta en la Seguridad Social, aceptando eso el 36,5% de los mismos, frente al 63,5% que lo rechazó.

Finalmente, hay que tener en cuenta que casi 8 de cada 10 prados se plantean dar un giro a su carrera profesional: el 36,1% aún no tiene claro el enfoque que quiere darle, el 30,9% ya se está preparando para ello y el 9,7% quiere crear su propio negocio.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *