Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Importante coste de oportunidad por la brecha de género en el empleo

Por   /   24 febrero, 2020  /   Sin Comentarios

El impacto económico de la brecha de género en el empleo supera los 201.913 millones de euros, lo que equivaldría al 16,8% del PIB español de 2018, según detecta el séptimo informe de la plataforma de grandes empresas ClosinGap “Coste de oportunidad de la brecha de género en el empleo”, elaborado por la firma de servicios profesionales PwC.

La investigación, que concluye avisando de la necesidad de que se produzca un cambio en el empleo a fin de asegurar la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, pues solo así podremos aprovechar todo el talento femenino y reducir el enorme impacto que esta brecha genera para el conjunto del país, detalla además que si la tasa de empleo de la mujer se igualase a la del hombre, Mujeres en empresas españolas, de ClosinGapaumentaría la producción y supondría la creación de 2,3 millones de puestos de trabajo en nuestro país.

Lo cierto es que el citado fuerte impacto en la economía española es resultado de la infrarrepresentación que sufre la mujer en el mercado laboral, a pesar de que hay un 5,4% más de mujeres que hombres en edad de trabajar. En concreto, sobre datos de 2018, la brecha de ocupación alcanzó los 12 puntos en términos de empleabilidad, con una relación de 10 mujeres ocupadas por cada 12 hombres, y a nivel de desempleo, la diferencia se situó en 3,3 puntos porcentuales. Y en concepto de brecha salarial, las mujeres cobran 5.784 euros al año menos que los hombres, es decir, un -21,9%, lo que representó en 2017 un coste de oportunidad de 49.502 millones de euros.

Entre los factores causantes de la brecha de género en el empleo, el estudio destaca la interrupción laboral por embarazo o lactancia, que repercute de forma acusada en las condiciones laborales de la mujer y genera una brecha difícil de superar; pero también las diferencias de género en la elección de estudios y profesiones, que siguen todavía muy arraigadas en la sociedad, la incorporación tardía de la mujer al mercado laboral por motivos históricos, junto a la falsa corresponsabilidad en los roles familiares y domésticos, al margen de otras barreras de índole social y cultural.

El informe revela asimismo que los trabajos a tiempo parcial son más frecuentes entre las mujeres, que tienen que optar por reducir su horario para dedicarse al cuidado de niños o mayores. Y hay que tener en cuenta que la reducción de la jornada es un factor destacado que acrecienta la brecha de género en el empleo, con una diferencia de 17 puntos porcentuales en 2018: por cada hombre que trabaja a jornada parcial hay 3,5 mujeres.

Por otra parte, la investigación muestra que el desequilibrio sectorial, tan arraigado en nuestra sociedad, sigue alimentando la disparidad de géneros en el mercado laboral: las mujeres estén más presentes en profesiones con salarios tradicionalmente más bajos, aumentando, a su vez, la brecha salarial. En concreto, los hombres se decantan más por el sector primario, con una diferencia de 54 puntos porcentuales, y el secundario (58 puntos), mientras que las mujeres son mayoría en el sector servicios, con una marcada brecha en las actividades del hogar (76 puntos porcentuales), las actividades sanitarias y servicios sociales (53 puntos) y la educación (34 puntos). Y en parecida línea, es preciso reseñar que únicamente un 8% de los cargos de presidencia y un 9% de las posiciones de alta dirección están ocupados por mujeres, cifras que evidencian el techo de cristal existente en España, a pesar de que hay más mujeres que hombres con estudios superiores.

Finalmente, el documento de ClosinGap incide además en la distribución desigual del tiempo tanto remunerado como no remunerado y sus efectos negativos en la trayectoria profesional de las mujeres, con la consiguiente repercusión en salario y pensión. Así, las mujeres en España trabajan 5,3 millones de horas menos al año que los hombres, es decir, un 28% menos, fruto de una tasa de participación laboral menor y a más contratos a tiempo parcial; y también recibe 2,2 euros menos por hora que los varones. Y por otra parte, ellas dedican cada jornada 2 horas más que ellos al hogar y 46 minutos más al cuidado de los hijos (el estudio cuantifica también la brecha en el hogar y señala que por cada hombre inactivo por dedicarse a tareas en casa, hay casi 9 mujeres en la misma situación).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *