Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Big Data, el gran reto de seguridad de las empresas

Por   /   31 enero, 2014  /   Sin Comentarios

Por easynet Global Services, Multinacional especializada en integración de servicios cloud, hosting y redes.

 

Cualquier red corporativa acoge cientos de aplicaciones que utilizan y crean gran cantidad de datos cada día: aplicaciones de video, aplicaciones empresariales, software de colaboración, CRM, ERP, aplicaciones SAAS y Cloud, etc. Detrás de todo, una gran cantidad de información que es muy valorada por las agencias de marketing, organismos del estado, profesionales de la salud, entre otros. Hay que tener en cuenta que los datos podrían convertirse en un bien comercial, porque al ser generados por los usuarios, proporcionan gran cantidad de información de su vida personal.

Big data, de Free DownloadPor eso, como empresa, no deberíamos perder de vista la importancia de la seguridad de los datos que tenemos, ya que son un bien muy preciado, por lo que deberíamos tratarlos como tal y estar seguros de que contamos con las herramientas, sistemas y procesos adecuados para gestionarlos y protegerlos. En ese sentido, no tiene porqué ser costoso llevar a cabo una adecuada gestión de los datos y posicionar a la compañía para qué sea capaz de ofrecer ventaja competitiva.

En esa línea, existen una serie de consejos para una adecuada gestión de los big data:

1. – Entender qué está pasando. Garantiza que tienes visibilidad monitorizando aquellas aplicaciones que fluyen en toda la red corporativa y el ancho de banda que consumen y actúa sobre los resultados.

2.- Priorizar. Ciertos tipos de datos son críticos para la empresa; otros no. Da prioridad a las aplicaciones críticas en tu red y deja al resto de las aplicaciones en un segundo plano.

3.- Mantenerse seguro. Una vez que has entendido el rendimiento de las aplicaciones en tu red, minimiza los riesgos, revisa tus SLAs (acuerdo de nivel de servicios) de red y modifícalos en caso de que sea necesario. Los datos son un bien preciado: protégelos.

4.- Tener en cuenta la “nube”. Es preferible una “nube” privada y, si no, una versión híbrida. Las aplicaciones comerciales y las nóminas podrían estar en la “nube” privada y las menos críticas podrían ser gestionadas a través de la nube pública.

5.- Preparar los sistemas para el futuro. Asegúrate de que cuentas con las herramientas correctas, sistemas y procesos. Si es posible, invierte en herramientas para garantizar que tus datos son actualizados.

6.- Asesorarse. Pregunta a expertos en caso de que sea necesario. Habla con los propietarios de infraestructuras e integradores “cloud”, y considera aquellas compañías que ejecuten plataformas de análisis de big data.

7.- Informar al personal de la empresa y establecer directrices claras. Una política sobre redes sociales podría ayudar a eliminar la presión de las redes, y contienen una gran cantidad de datos que están siendo compartidos.

8.- Asegurarse de que el negocio cumple con la normativa. Mantente al día con las propuestas legislativas de la Comisión Europea, utiliza cada oportunidad para demostrar las mejores prácticas y trata de obtener los estándares ISO.

9.- Profundizar en los requisitos específicos de la industria. Por ejemplo, la gestión de datos y el acceso es crucial para clientes que tienen localizaciones distintas, gestión de varios proveedores, múltiples sistemas operativos y recopilan grandes cantidades de datos de clientes.

10.- Finalmente, aceptar la oportunidad y asumir que los datos van a seguir creciendo.

Imagen cortesía de photoexplorer / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *