Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La mejora de la productividad, prioridad de los programas de bienestar laboral

Por   /   9 noviembre, 2016  /   Sin Comentarios

Según concluye la última edición del estudio bienal “WorkingWell: A Global Survey of Workforce Wellbeing Strategies”, si el objetivo de una empresa es crecer, su programa de bienestar laboral debería centrarse en incrementar la productividad de los empleados. Bienestar en el trabajo, de PixabayDe hecho, superando a otros objetivos como incrementar el compromiso de los empleados y atraer y retener a los mismos, el de mejorar la productividad de los empleados se convierte en el principal foco ahora para las empresas, cuando en el anterior informe (correspondiente a 2014) esto ocupaba la cuarta posición.

El documento, llevado a cabo por la división de Servicios de Recursos Humanos de Xerox y para el que se ha entrevistado en agosto de este año a 428 compañías en 33 países, revela que, aunque solo el 36% de las encuestadas afirma haber medido los resultados específicos de un programa de bienestar laboral a nivel global, tres de cada cuatro manifiestan que sus iniciativas de bienestar laboral han tenido un impacto medio o alto en la mejora del compromiso y confianza de los empleados, en la imagen de la empresa, en el bienestar general del personal, en la capacidad de atraer a empleados y en el rendimiento y productividad de los trabajadores.

En cualquier caso, lo cierto es que únicamente un 33% de las firmas consultadas afirma contar con una cultura de bienestar potente, pero llega al 83% las que aspiran a tenerla en el futuro. Eso sí, el 74% considera que sus programas de bienestar laboral son una parte importante de la proposición de valor que ofrecen a sus empleados, junto con el reclutamiento y la retención de los mismos.

El informe constata al respecto que contar con un apoyo directo de los responsables del negocio es fundamental para cambiar la cultura de las empresas. En la edición de este año, el 52% afirma tener un fuerte apoyo de ese nivel, bastante por encima por tanto del 43% que salió en la de 2014. De abajo a arriba, la inmensa mayoría (92%) reconoce los esfuerzos de sus jefes por apoyar una cultura de bienestar laboral.

En esa línea, el estudio de Xerox apunta que hay que tener en cuenta que el bienestar laboral va más allá de la salud de las personas e incluye tanto aspectos físicos, como mentales, emocionales y económicos; en definitiva, cualquiera que pueda tener un impacto negativo en la productividad de los empleados. Por eso, las compañías están dando cada vez mayor relevancia a sus programas de bienestar laboral, y fundamentalmente están reconociendo los efectos negativos que puede tener en sus finanzas un programa de bienestar débil: dos tercios de los encuestados consideran que la reducción de la productividad impacta directamente, y la mitad habla del incremento de las ausencias en el trabajo como impactos directos en sus resultados financieros.

En ese mismo sentido, el desarrollo de una cultura de bienestar laboral también supone ayudar a los empleados a gestionar su economía. Según el estudio, casi todas las empresas participantes (92%) ofrecen seguridad financiera y programas de preparación para la jubilación, así como programas sobre conocimientos y habilidades financieras (91%). Son los tipos de programas que más están creciendo, con un 24% de los encuestados manifestando tener algunos en vigor desde hace un año o menos y un 39% que cuentan con ellos entre hace 2 y 5 años.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *