Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

BFA-Bankia supera sus objetivos, vuelve a generar beneficios y gana 818 millones de euros en 2013

Por   /   4 febrero, 2014  /   Sin Comentarios

Superando los objetivos de alcanzar 800 millones de euros, el grupo financiero BFA-Bankia cerró 2013 con un beneficio neto proforma de 818 millones de euros, en tanto que su beneficio contable, considerado el efecto neto del canje de instrumentos híbridos y diferentes efectos fiscales, alcanzó los 2.171 millones de euros, tras dedicar 1.200 millones para afrontar el proceso de arbitraje.

Dentro del grupo, la entidad Bankia, por su parte, tras destinar la totalidad de los resultados extraordinarios del ejercicio a provisiones para reforzar el balance, obtuvo en el mismo ejercicio unos beneficios después de impuestos de 509 millones de euros, aunque si no se tiene en cuenta el préstamo subordinado ya amortizado concedido por BFA a Bankia, su beneficio neto habría alcanzado los 608 millones.

De esta manera, tanto el grupo BFA-Bankia como en particular Bankia han cumplido con creces con los compromisos adquiridos en el “Plan Estratégico 2012-2015”. Hasta el punto de que, durante la presentación de resultados, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri aseguraba que “el ejercicio 2013 ha sido un año clave y ha confirmado alguna de nuestras fortalezas: además de superar ligeramente nuestra previsión de resultados y mejorar significativamente el ratio de eficiencia, hemos completado la reestructuración –dos años antes de lo previsto– y hemos recuperado el pulso comercial, mejorando los niveles de productividad. Y tras un año de ejecución del Plan Estratégico, nuestra posición de liquidez es más sólida, hemos generado más de 200 puntos básicos de capital y nos hemos ganado la confianza del mercado”.

Para ello ha sido clave que el margen de intereses sumara 2.567 millones de euros (un 19,7% menos, descontado el efecto del préstamo subordinado que BFA le concedió a Bankia en septiembre de 2012 y que fue cancelado el 23 de mayo de 2013), gracias en buena parte a que los ingresos por comisiones totalizaron 935 millones de euros, apenas -5,8% sobre 2012 pese a la ralentización de la actividad bancaria en general y al descenso del volumen de negocio en los mercados como consecuencia del gran recorte del número de oficinas en concreto en esta entidad, de modo que los ingresos básicos bancarios (intereses y comisiones) suponen más del 90% del total de los ingresos en el conjunto del año. Y algo especialmente positivo: que tanto el margen de intereses como las comisiones han comenzado a repuntar a partir del segundo trimestre del ejercicio. Por su parte, el margen bruto se situó en 3.772 millones de euros, un 8,4% menos que en 2012 descontado el efecto del préstamo subordinado.

No obstante, la reducción de gastos ha sido mucho más profunda que lo que han hecho los ingresos, ya que la ejecución acelerada del plan de reestructuración ha posibilitado a Bankia recortar los gastos de explotación en un 16,9% (casi 400 millones menos) respecto a 2012, hasta quedar en 1.905 millones de euros. La reducción de estos costes ha permitido también mejorar significativamente el ratio de eficiencia e incrementar en un 2,3% el beneficio generado por la actividad de explotación antes de dotaciones.

La conclusión ha sido que Grupo Bankia ha conseguido situar su ratio de eficiencia recurrente (ex ROF y diferencias de cambio) en el cuarto trimestre en el 52,6%, frente al 63,3% del mismo periodo de 2012. Mientras, el ratio de eficiencia contable de 2013 fue del 50,5%, frente al 55,7% del ejercicio anterior.

José Ignacio Goirigolzarri, de BankiaPara ello, Bankia dotó en 2013 provisiones por importe de 1.733 millones de euros, parte de las cuales fueron realizadas con cargo a las plusvalías extraordinarias del año (330 millones de euros), que se dedicaron íntegramente a fortalecer el balance. Dentro de esta partida se incluye una dotación de 230 millones para cubrir las contingencias que se deriven de los procedimientos judiciales en curso asociados con el proceso de canje de instrumentos híbridos del Grupo (Bankia y BFA han firmado un acuerdo en virtud del cual cualquier importe derivado de los costes relacionados con la ejecución de las sentencias en las que resulte Bankia condenada y que exceda la cantidad antes mencionada será asumido por BFA).

Por su lado, el margen antes de dotaciones llegó en 2013 a los 1.867 millones de euros, un 2,3% más que en 2012 (descontado el efecto del préstamo subordinado), lo que invierte la senda de caída interanual registrada en los trimestres anteriores.

En concreto, Bankia cerró el año con un saldo de activos de dudoso cobro de 20.022 millones de euros, después de haber reclasificado 1.404 millones de euros de créditos a clientes siguiendo la recomendación del Banco de España sobre operaciones refinanciadas. Es decir, que la subida del año es de menos de un 1% (desde los 19.819 millones de euros). En términos recurrentes, el saldo de morosos se ha reducido en el año en unos 1.200 millones de euros. Y fruto de la reclasificación de los citados créditos y de la reducción del balance, el ratio de morosidad de Bankia cerró el año 2013 en el 14,65%, frente al 12,99% de 2012; a su vez, el ratio de cobertura de los saldos dudosos, se situó en el 56,5% a finales de 2013. La cobertura del total de la cartera de crédito mejoró en el año desde el 8% al 8,2%, y si se excluye el crédito promotor (apenas el 3% del balance), la cobertura sube del 6,7% de 2012 al 7,2% de 2013.

En la evolución del ejercicio también es destacable que Bankia haya sido capaz de generar más de 200 puntos básicos de capital de manera orgánica por los beneficios obtenidos y la reducción de los activos de riesgo. De esta manera, en el caso de BFA, su ratio de capital “core tier I EBA” ha pasado del 9,44% proforma de diciembre de 2012 al 11,81% de diciembre de 2013, en tanto que el ratio de capital principal de Bankia cerró el año en el 11,71%, frente al 9,62% proforma de finales de 2012.

Así, la correcta gestión del balance ha permitido a Bankia reducir el “gap” comercial (diferencia entre créditos y depósitos) en un 24,6%, hasta los 25.100 millones de euros. Esta mejora, junto a la liquidez generada por las desinversiones de activos no estratégicos, ha permitido a la entidad afrontar los vencimientos del año 2013. El ratio de créditos sobre depósitos se reduce así más de cinco puntos, hasta el 115,4%.

En esa línea, Bankia concedió nueva financiación en el año por importe de 14.903 millones de euros, un 50% más de lo previsto. En cualquier caso, el desapalancamiento de familias y empresas y la conversión en bono del crédito suscrito con el Fondo para la Financiación de Pago a Proveedores hace caer el crédito neto un 11%, hasta los 129.818 millones de euros. No obstante, la entidad ha ganado cuota tanto en el crédito al sector residente (5,56% a final de 2013, frente al 5,22% de un año antes) como en el ámbito de empresas (5,97%, frente a 5,55%).

Entretanto, los recursos de clientes del sector privado se mantuvieron prácticamente estables con relación a 2012 (-0,1%), ya que totalizaron 101.561 millones de euros, en tanto que, con relación al sector público, Bankia redujo en 8.700 millones de euros los fondos captados del Banco Central Europeo, mientras BFA lo hizo en 19.350 millones. Una evolución en cualquier caso bastante positiva si se tiene en cuenta que durante el año pasado Bankia cerró 1.143 oficinas, poniendo fin así al proceso de reestructuración previsto con más de dos años de antelación (el ajuste de plantilla, por su parte, está realizado en un 90% tras la salida de unos 5.400 empleados).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *