Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

La movilidad inteligente, el nuevo reto de las empresas. “Be smart be mobile”

Por   /   21 marzo, 2016  /   Sin Comentarios

Por David Rodríguez, Gerente de tecnologías móviles en el área de Innovación Estrategia y Evolución Tecnológica de Vector ITC Group, Multinacional española proveedora de servicios tecnológicos y digitales para la transformación tecnológica.

 

Por primera vez, el tiempo de acceso a medios digitales utilizado en dispositivos móviles supera al empleado en el PC (53%, frente a 47%), según datos del “Informe Sociedad de la Información en España”. Y es que, en la actualidad, cada vez existen más dispositivos con acceso a Internet, como el coche o el reloj, lo que favorece la expansión del fenómeno de la movilidad.

Movilidad inteligente, de PixabayEn ese sentido, la movilidad también afecta a la gestión empresarial entre las pymes y grandes empresas. De hecho, el estudio “La economía del Internet móvil en Europa”, realizado por The Boston Consulting Group para Google, estima que, para 2017, sólo en Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido los ingresos generados por el Internet móvil subirán hasta los 230.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 25% anual. Además, se espera que este incremento no provenga de un aumento de precios, sino que esté impulsado por unas conexiones mejores y más asequibles, por las aplicaciones, el contenido y los servicios derivados de este ecosistema, y por la rápida expansión de las compras y la publicidad a través de dispositivos móviles.

En este contexto tan competitivo y con tantas opciones de desarrollo, la movilidad no se puede reducir a un sistema con prestaciones limitadas, como la mera posibilidad de estar conectado en cualquier parte y en todo momento. El concepto debe de ir mucho más allá para ofrecer al usuario algo más, y la movilidad debe transformarse en un ecosistema sustentado en cuatro pilares: independencia, comunicación, información e inteligencia. Esos cuatro pilares son inseparables. “Be Smart, Be Mobile”.

Lo cierto es que la mayor parte de las empresas son conscientes de los cambios y de la rapidez de los mismos, pero están demandando servicios tecnológicos de calidad y confianza que les permita adaptarse a ellos, sin que les suponga una pérdida de tracción en su ámbito de negocio. Hoy en día, una empresa que no tiene su web adaptada a los distintos dispositivos o no ofrece sus contenidos en ‘multipantalla’ está perdiendo una gran cantidad de ingresos que la pueden desplazar del mercado

De ahí que deban tener en cuenta los cuatro pilares de la movilidad:

– Independencia o “be on”. La movilidad implica independencia. Cualquier gestión se puede realizar desde un dispositivo.

– Comunicación o “be conected”. La movilidad implica estar siempre conectado, lo que significa que el usuario puede acceder en el momento a todo lo que pasa a su alrededor.

– Información o “be data”. La información que el usuario genera, (geolocalización, compras, interacción en RR.SS…) queda recogida en el dispositivo. Un ejemplo puede ser que el móvil recuerde al usuario que es el cumpleaños de su madre y que el año pasado le compró flores. En base a eso, el propio móvil le recomienda una planta con descuento en un local cercano.

– Inteligencia o “be smart”. La inteligencia móvil es una evolución, una consecuencia de los anteriores pilares. El verdadero reto de la movilidad es su capacidad para ser inteligente, aportar mucho más; no es suficiente con la recopilación de información, sino que esta debe ser útil para el usuario, es decir, que el dispositivo la analice y genere en función del estilo de vida del usuario. “Be Smart. Be Mobile”.

La movilidad debe diferenciarse gracias a la inteligencia, que es la que realmente aporta algo nuevo, es la que facilita la vida al usuario al ahorrarle el trabajo de la toma de decisiones. Ya no se limita a recopilar toda la información para que el usuario decida, si no que da un paso más, le da la solución más adecuada su personalidad y circunstancias.

En breve, tendremos en nuestras manos dispositivos que sustituirán todo lo que podemos llevar en los bolsillos (tarjetas de crédito, documentos de identificación, llaves). Cualquier trámite se realizará en cualquier momento, desde cualquier sitio; y lo mejor será cuando el propio dispositivo llegue a ser un auténtico asistente personal que conozca no solo tus gustos sino lo que te va a gustar. La realidad es que cualquier dispositivo cercano a las personas y siempre conectado dispondrá de más información de la que nosotros mismos somos capaces de suponer, y el móvil será un órgano vital más.

La movilidad inteligente: el germen de las “smartcities”

En esa línea, los avances más importantes en movilidad para este mismo año son los pagos con el dispositivo, los nuevos “wearables” y todo el abanico de posibilidades que abren, como televisión conectada, drones, coches y casas inteligentes. Todos estos avances deben sustentarse en la “movilidad inteligente”. Como consecuencia, serán los elementos principales que configuren también las “smartcities”.

No obstante, otro factor importante a tener en cuenta es la seguridad. Con la misma velocidad con la que avanzan las nuevas tecnologías y dispositivos, es necesario estar protegido, no solo ante posibles amenazas delictivas, sino que también se debe garantizar la protección de los datos personales. Aunque no hay que tratar la seguridad en movilidad como una barrera al desarrollo de la misma, si no solo como una característica más a tener en cuenta.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *