Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Bancos/ Cajas  >  Artículo actual

Factores ralentizadores en la digitalización de la banca

Por   /   26 julio, 2018  /   Sin Comentarios

Por Javier Agulló, Director de Sectores de Vector ITC Group, Multinacional española proveedora de servicios tecnológicos y digitales para la transformación tecnológica.

 

El negocio de los bancos está inmerso en un profundo cambio hacia el mundo digital debido a la globalización de la economía, a una mayor regulación (PSD2, Open Banking, etc.) y a una mayor competencia desde el mismo sector y desde otras industrias (“fintech” y compañías “over the top”), al margen de que la aparición de nuevos actores en la intermediación financiera que cuentan con estructuras de costes mucho menores y procesos más ágiles han hecho que cambien los hábitos de los clientes.

De esta manera, el mundo de la banca ha experimentado un cambio muy significativo en su modelo de negocio debido a la digitalización. Proceso de digitalización bancaria, de Vector ITC GroupAsí, mientras que en el pasado vivían en un modelo de servicios físicos, en la actualidad el mundo digital impulsa a las entidades bancarias a tomar nuevos cambios en busca de rediseñar su modelo de negocio.

En ese sentido, la banca sigue realizando esfuerzos para actualizar sus estructuras digitales, pero aún no son suficientes para hacer una migración completa al mundo digital. Prueba de ello es, que, según el AEB, tan sólo el 13% de los clientes bancarios son totalmente digitales.

La realidad es que hay una serie de factores muy comunes que tienden a ralentizar el proceso de digitalización. Los mismos son, sobre todo:

  • 1. Seguridad.

A pesar de que es uno de los ámbitos de actuación en el que las entidades bancarias ponen más énfasis, todavía siguen enfrentándose a problemas relativos a la seguridad. En este sentido, los ámbitos de mejora se centran en la verificación de la identidad del usuario, así como la seguridad de los datos y las transacciones. Para ello, está la tecnología “blockchain”, que permite aumentar las capacidades para verificar la identidad de los clientes de sistemas informáticos.

  • 2. Replicar operaciones tradicionales en el mundo online.

Las entidades bancarias deben entender que la digitalización va más allá de la mera conversión en procesos online de las operaciones tradicionales. El cliente, sin embargo, demanda mayor rapidez y simplicidad. Por este motivo, las entidades bancarias deben ser capaces de diseñar una estrategia digital centrada en proveer experiencias más satisfactorias. Para ello, la tecnología “RPA” se constituye como una opción de éxito, ya que permite la automatización de procesos por medio de robots de software con generación automática de incidencias, así como la tecnología “blockchain”, que proporciona rapidez, eficiencia, la optimización de costes y reduce el “time to market”.

  • 3. Procesos burocráticos.

Evitar largas esperas en formalidades burocráticas y acelerar el “time to market” es imprescindible. Los clientes cambian cada vez más rápido sus demandas, por lo que es fundamental adaptarse de forma prácticamente inmediata a los nuevos escenarios. Por tanto, las entidades bancarias deben apostar por utilizar metodologías “Agile”, un conjunto estandarizado de conceptos, prácticas y criterios capaz de reducir hasta un 75% en el “time to market”, un 50% en fallos operativos e incrementos de la productividad de hasta un 50%.

  • 4. Cultura digital.

En la transformación digital, la tecnología es tan importante como lo es la cultura, y desde luego todo proceso de transformación debe ir acompañado de un cambio en la mentalidad de todas las personas que forman parte de la organización. La cultura está muy ligada a la forma en la que se lleva a cabo la adopción de la tecnología, y la habilidad de innovar depende directamente de ella. Por tanto, el proceso de gestión del cambio se presenta como un aspecto clave y diferencial que determina el éxito de un proceso de transformación digital, junto al de los recursos tecnológicos.

En definitiva, hay que tener en cuenta que, para acometer un proceso de digitalización exitoso, es imprescindible contar con un alto conocimiento del sector en sí mismo, así como de las últimas tecnologías.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *