Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

El número de autónomos cae en España en más de 400.000 durante la crisis

Por   /   16 febrero, 2016  /   Sin Comentarios

Nuestro país ha perdido más de 410.000 autónomos entre 2008 y 2014, el período que coincide con la crisis económica, ya que ahora su número no alcanza los 3 millones, mientras que en los primeros meses de 2008 sumaban 3.382.000, según revela el informe “Flexibilidad en el Trabajo”, elaborado por la multinacional de soluciones de recursos humanos Randstad.

El estudio, que destaca que en España, no obstante, ha aumentado en más de medio punto porcentual la incidencia del autoempleo respecto a la registrada en 2008, ya que ha pasado del 16,4% al 17% (debido a que el número de empleados por cuenta ajena ha descendido en mayor medida), Autónomo, de Pixabaypone de manifiesto que, dentro de Europa, únicamente Italia (casi medio millón menos) ha registrado una caída mayor de autónomos que España; eso sí, tras España (-410.000), se sitúa Portugal, con una bajada de 352.000 empleados, de manera que entre estos tres países han acumulado un descenso de más de 1,25 millones de trabajadores autónomos, en tanto que los datos de Europa en conjunto reflejan una caída de -152.000 autónomos en la suma de todos los demás países. Y es que, en el lado opuesto, por ejemplo, los autónomos ocupan ahora a 647.000 profesionales más que en 2008 en Reino Unido, en tanto que Francia ha registrado un incremento por encima de los 300.000 autónomos en este periodo y en Alemania han aumentado en torno a 100.000 profesionales.

En cualquier caso, llama la atención que, a pesar de este descenso en Italia (22,9%), España (17,0%) y Portugal (18,8%), estos países son precisamente los que encabezan la relación de naciones con mayor tasa de autoempleo en Europa, a los que siguen Irlanda (17,0%), Países Bajos (16,1%), Reino Unido (14,6%), Finlandia (13,5%), Bélgica (13,4%), Austria (11,4%), Francia (11,1%), Alemania (10,7%), Suecia (10,0%), Dinamarca (10,0%) y Noruega (7,3%).

La investigación de Randstad también ha analizado la relación que existe entre la tasa de desempleo del país y la de autoempleo, destacando que cuanto más alto es el nivel de paro, mayor es la tasa de profesionales que trabajan por cuenta propia. Y es que en países en los que el número de desempleados es elevado, son muchos los profesionales que, al no encontrar otra puerta de entrada al mercado laboral, optan por el autoempleo como llave para desarrollar su actividad laboral.

En ese sentido, Grecia y España son los países de la Unión Europea que registran las tasas de desempleo más elevadas y también los que cuentan con los niveles de autoempleo más altos (esta relación también se cumple en países que han pasado un difícil periodo en sus mercados laborales, como Portugal, Italia o Irlanda). Por el contrario, en el lado opuesto, se encuentran países con mercados laborales más asentados y flexibles, como países del centro y norte de Europa (Noruega, Austria, Alemania o Países Bajos), todos los cuales cuentan con tasas de autoempleo inferiores al 15%. De hecho, los países escandinavos, a excepción de Finlandia (13%), cuentan con índices por debajo del 10%.

Entre las motivaciones que los afectados apuntan para decantarse por el autoempleo, la independencia y la libertad figuran a la cabeza, ya que son señaladas en su conjunto por el 85% de todos los profesionales europeos consultados en el estudio (el 58% de los autónomos europeos entrevistados optaron por la independencia como razón, en tanto que la libertad fue la opción de un 37%), en tanto que los ingresos resultan los menos determinantes, pues solo son elegidos por un 11%. En el concreto caso de España, un 66% lo hizo por independencia, un 24% por la libertad que implica y solo el restante 10% dijo que se debió a la necesidad de ingresos.

Sin embargo, fuera de Europa, llama la atención que en países con economías emergentes, como Brasil o China, el autoempleo es una modalidad laboral donde influye, de manera destacada, el salario. Así, el 27% de los autónomos chinos indica la retribución económica como principal motivo para decantarse por el autoempleo, en tanto que en Brasil el porcentaje se sitúa en el 18%, muy por encima del 11% de media europea.

En cuanto a la formación de los autónomos, “Flexibilidad en el Trabajo” revela que actualmente hay en Europa 2 millones más de ellos con formación superior de los que había cuando se inició la crisis, en tanto que ha descendido en más de 2,2 millones el número de autónomos con educación primaria. En esa línea, en España, los trabajadores que disponen de estudios universitarios constituyen el único colectivo que ha registrado un incremento respecto a 2008 (más de 105.000), si bien Reino Unido (+527.000) y Francia (+315.000) son los países donde más se ha incrementado el número de autónomos con formación académica elevada. Les siguen Países Bajos (+150.000) y Alemania (+139.000). Entre tanto, los mayores descensos de autónomos con formación académica básica los han protagonizado Italia (-485.000), España (-469.000) y Portugal (-400.000).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *