Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

La automatización pone en riesgo ya a un tercio de los empleos actuales

Por   /   12 abril, 2019  /   Sin Comentarios

Un 33% de los españoles cree que la automatización está poniendo ya en peligro su empleo actual, según pone de manifiesto el estudio “Global Citizens & Automation 2018”, elaborado por la consultora de mercados IPSOS en colaboración con el Foro Económico Mundial.

El estudio, que consultó en noviembre a 18.813 personas de entre 16 y 64 años en 26 países del mundo (más de un millar de ellas encuestadas en España), revela que esa opinión es común en un 30% de todos los sondeados a nivel global, aunque es sobre todo en los países emergentes donde esa preocupación es mayor: India (49%), Arabia Saudí (43%), China (42%), Brasil (39%) o México (39%). Pero también es bastante alta en Francia (37%). Automatización de puestos de trabajo, de PixabayPor el contrario, en países como Suecia (14%), Japón (15%), Alemania (18%) o Rusia (19%) el desasosiego porque la progresiva automatización del trabajo repercuta en la empleabilidad es sustancialmente menor.

En cualquier caso, el temor es muy distinto en función del sector de actividad, destacando así que los profesionales más preocupados por las consecuencias de la automatización se encuentran principalmente en el sector agrario (38%) y en el sector administrativo (37%), frente a sobre todo el sector de la salud y los servicios sociales, en el que eso apenas preocupa a un 23% de sus trabajadores. Eso sí, también hay que tener en cuenta que los sectores donde la automatización es más frecuente y esperada es en el sector de los medios de comunicación, las telecomunicaciones, el procesamiento de datos (55%) y las finanzas (54%).

La realidad es que el estudio también recalca que cerca de la mitad de los profesionales consultados (el 46% exactamente) aseguran que la automatización ha hecho su trabajo particular completamente diferente de lo que era hace diez años y tienden a valorar de forma positiva los cambios que trajo consigo la misma en los procesos de sus puestos laborales. No obstante, en España, y a pesar de que se limita al 41% el porcentaje de los profesionales que opina así, lo cierto es que la valoración de esta tecnología como mejora en determinados aspectos del trabajo se encuentra por debajo de la media global. En concreto, solo el 38% de los españoles (49% media mundial) cree que la automatización ha hecho su trabajo más fácil, a la vez que apenas un el 30% (46% a nivel global) considera que la automatización ha mejorado la calidad de su trabajo, en tanto que el 26% (42% en todo el mundo) entiende que ha reducido los riesgos de lesiones durante el trabajo y únicamente un 24% (40% media mundial) indica que ha hecho su trabajo más interesante.

En ese mismo sentido, el 43% de los españoles considera que la automatización hará además que su trabajo sea completamente diferente también en los próximos diez años, e igual piensan el 44% de los sondeados en Italia y Bélgica, aunque en otros países, como por ejemplo Suecia o Alemania, apenas un 29% y un 32%, respectivamente, creen que la automatización tendrá un menor impacto en su trabajo.

Al respecto, un 53% de encuestados en nuestro país afirma que su empresa le ofrece formación para adquirir competencias sobre nuevas tecnologías o soluciones que su organización está utilizando y el 56% que le proporciona formación para mejorar o actualizar sus habilidades técnicas (en ambos casos, la formación interna se ofrece con el doble de frecuencia que la formación externa).

Sin embargo, es esta una cuestión que registra fuertes disparidades entre unos países y otros del estudio. Así, en cuanto a las habilidades técnicas, donde la media mundial se sitúa en un 64%, los empleados que apuntan que se les ofrece formación para mejorar o actualizar las mismas alcanza al 91% en India, al 86% en China o al 84% en Perú; pero se limita mucho en otras naciones como Japón, donde solo dice esto un 28% de su trabajadores, en Rusia (42%) o en Francia (49%). Y con relación a la formación ofrecida sobre nuevas tecnologías o soluciones que su organización está utilizando, también existen grandes brechas por países. De hecho, Japón (apenas un 24% de los profesionales la recibe), Rusia (36%), Francia (42%) y Hungría (47%) son los países que menos formación de este tipo reciben, en lo que la media mundial llega hasta el 61%. Y en cuanto al acceso a formación interna, donde más extendido está es en la India (59%), Perú (55%) y Canadá (55%), mientras que el acceso a la formación externa es más habitual sobre todo en China (37%), Arabia Saudita (36%), India (31%) y Brasil (28%). Y eso sí, los sectores donde más ofrecen formación las empresas es en finanzas y servicios inmobiliarios, científicos y técnicos y, por último, profesionales de los medios de comunicación, procesamiento de datos y telecomunicaciones; y donde menos, en transporte, logística y comercio al por mayor y al por menor.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *