Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Transformación digital para 2019 y más allá

Por   /   14 enero, 2019  /   Sin Comentarios

Por AppianSpain, Firma multinacional desarrolladora de soluciones de gestión para procesos de negocio.

 

En el pasado, hacer que un servicio o producto fuera cada vez más barato y mejor era la fórmula perfecta para asegurar el éxito empresarial. Pero eso es cosa del pasado. Ahora, con la impresionante evolución de la inteligencia artificial (IA), el concepto de ventaja competitiva puede desaparecer en un instante. En concreto, ese es uno de los motivos que explican que la edad media de una compañía en el “S&P 500” haya bajado de los 60 años en 1950 a menos de 20 en la actualidad, de acuerdo con un estudio de Credit Suisse. Por otro lado, hay que tener en cuenta que casi la mitad de Transformación tecnológica, de Pixabaylas compañías del “Fortune 500” de hace 20 años han desaparecido ya y que el 40% de las integrantes de la lista actual habrán desaparecido en los próximos 10 años.

Entonces, ¿cómo podemos adelantarnos a esta realidad implacable? ¿Qué tenemos que hacer para ser uno de los que permanezcan?

En ese sentido, es preciso no olvidar que las compañías con más éxito son también aquellas capaces de adelantarse a la disrupción y convertirla en una oportunidad para innovar y crecer. Con esto en mente, hemos reunido a algunos de los mayores expertos a nivel mundial para analizar cuáles serán las principales tendencias para 2019 y el futuro y podemos concluir que:

  • En 2019, el 30% de las grandes empresas empezarán a generar ingresos del “Data as a Service” gracias a la inteligencia artificial.
  • En 2019, más del 40% de las iniciativas relacionadas con la transformación digital utilizarán servicios de inteligencia artificial
  • En 2021, el 75% de las aplicaciones comerciales empresariales incorporarán inteligencia artificial y más del 50% de los consumidores interactuarán con la IA.
  • En 2020, los asistentes personales digitales y los “bots” influirán en el 10% de las ventas.

Pero antes de todo eso, consideran los expertos que veremos cómo la inteligencia artificial y los algoritmos siguen evolucionando para hacer más que dedicarse a recuperar información. Es una realidad que la IA ya está jugando un papel más importante que ése en nuestro día a día. Por ejemplo, los sistemas inteligentes toman miles de millones de decisiones cada día que afectan a diversos aspectos de nuestras vidas. Determinan todo tipo de cosas, desde quién utiliza el jabón de un dispensador a quién recibe la aprobación para un préstamo o quién es contratado o despedido de un trabajo.

No obstante, los expertos advierten también ante las consecuencias de una generalización demasiado rápida y rotunda de la IA, ya que es posible que el proceso de desarrollo de software no se ejecute con la diligencia debida. Así, expertos en IA como Joanna Bryson dicen que es esencial entender cómo toma las decisiones la IA, cómo determina lo que vemos y lo que no. “Deberíamos ser capaces de probar que podemos respaldar nuestro software”, explica Bryson, que ejerce como científica en Informática en la Universidad de Bath, en Reino Unido. “Y también deberíamos responsabilizarnos por lo que hace nuestro software”.

Lo cierto es que es importante entender que la inteligencia artificial está en todas partes y que, quizá, el mayor desafío que enfrentaremos en el futuro serán las consecuencias políticas, económicas y sociales de no haber aplicado las debidas diligencias a la IA hoy. “Hemos dado un gran salto entre 2007 y el 2017 en lo que a capacidades de la IA respecta, ya que tenemos más datos y se ha mejorado el machine learning”, explica Bryson. “Creo que, a largo plazo, esto nos permitirá acelerar aún más nuestra tasa de progreso y, por eso, este es el momento de decidir cómo vamos a integrar la IA en nuestras vidas”.

En cualquier caso, Morgan Frank, investigador en MIT Media Lab y coautor de `Las ciudades pequeñas enfrentan un mayor impacto de la automatización´ señala que “en mi opinión, va a ser más y más difícil reconocer cuándo estás trabajando con esta tecnología. Y también vamos a ser testigos de más situaciones en las que se utilice información sobre nosotros, sin que seamos conscientes, para conseguir las comodidades que esperamos. Amazon Echo es un buen ejemplo de ello”.

La automatización inteligente también está preparada para vivir un crecimiento explosivo. Hasta ahora se limitaba a llevar a cabo pesados y complejos procesos de “back office”, como el procesamiento financiero en bancos y la provisión de servicios en grandes redes de telecomunicaciones. Pero la economía ha cambiado con el auge del “cloud computing”. La automatización inteligente es cada vez más barata y más fácil de implementar, lo que significa que las empresas la emplearán en distintos trabajos dentro de su organización. Por ejemplo, muchas están aprovechándola para proporcionar un servicio al cliente mejor y más rápido, mientras que otras están adoptándola para obtener más visibilidad en sus canales de venta, modelos operativos y operaciones diarias.

De esa manera, quién esté esperando a que pase la moda de la automatización inteligente, o avance con lentitud a la hora de escalar sus programas piloto dentro de sus unidades de negocio, hará bien en replanteárselo, porque aquellos que no adopten la automatización se quedarán a la cola de los que lo hagan. Esta es la razón por la que muchos CXO (chief experience office) están pasando, de ahorrar un 10% en costes con la tradicional deslocalización, a entre el 20% y 40% gracias al trabajo digital. Y esta tendencia continuará en 2019, como indican los resultados del Informe de Appian `El Futuro del trabajo´, realizado por IDG. El mismo concreta, entre otros datos, que: un 54% tiene o planea implementar procesos de “machine learning”; el 75% ha implementado o planea implementar automatización inteligente durante el próximo año, y un 41% prevé implementar la automatización inteligente en 2019.

Todo ello se podría resumir diciendo que la rápida evolución de la “nube”, la robótica, la inteligencia artificial y el “machine learning” nos han llevado al punto más alto del crecimiento de la automatización inteligente en la banca, los servicios de automoción, petróleo y gas, servicios financieros, minoristas, etc. Por eso, aquellas organizaciones que estén entre ese 40% que está explorando los beneficios de la automatización inteligente o en el 38% que se plantea empezar a automatizar sus operaciones tienen ante sí un momento inmejorable para impulsar sus esfuerzos en automatización inteligente.

 

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *