Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Herramientas esenciales en tu servicio de atención al cliente

Por   /   22 mayo, 2017  /   Sin Comentarios

Por Julio Prada, Director General de Inbenta, Compañía española especializada en procesamiento del lenguaje natural e inteligencia artificial para la atención al cliente.

 

Una buena experiencia para el cliente es normalmente la única manera de diferenciarse de los competidores, tanto si la empresa es conocida como si está dando sus primeros pasos. En ese sentido, hay muchas cosas que influyen en la experiencia del cliente, entre otras, una buena operativa, gente amable o un menú de productos o servicios claro.

Aun así, a veces una buena experiencia para el cliente requiere un poco más. Por ejemplo, que los clientes  puedan resolver por sí mismos preguntas o dudas. De hecho, el autoservicio del cliente es fundamental; un mecanismo para mejorar la experiencia de compra online y reforzar la relación de la empresa con los usuarios. Y es que el autoservicio no solo reduce los costes de soporte al cliente reduciendo los correos electrónicos y llamadas, sino que también aumenta la productividad de los agentes para acelerar el tiempo de respuesta a las preguntas que requieren más atención.

En esa línea, existen 5 herramientas de autoservicio esenciales que cualquier empresa necesita en la actualidad:

  1. FAQs Dinámicas

Las FAQs Dinámicas pueden evitar que se manden tickets de soporte en un 80% de los casos. Y es que las FAQs Dinámicas se diferencian de las FAQs convencionales y estáticas en que se muestran de forma instantánea mientras el usuario está formulando la pregunta. Al contrario de las búsquedas con palabras clave, las FAQs Dinámicas, gracias a la tecnología de Procesamiento del Lenguaje Natural (NLP), permiten preguntar de manera natural, sin dejar de ofrecer respuestas relevantes y adecuadas.

  1. Respuestas Instantáneas

En el momento que un cliente empieza a escribir una duda al servicio de atención al cliente, la tecnología de respuestas instantáneas sugiere contenidos relacionados con su pregunta. Gracias a la búsqueda semántica, el sistema de respuestas instantáneas analiza el “input” del usuario y lo guía hacia la información que está buscando, evitando así que los agentes se vean inundados de preguntas repetitivas. El resultado es que las respuestas instantáneas reducen los costes del centro de soporte y, mientras, incrementan el éxito del autoservicio ayudando a los clientes a responder sus propias preguntas, en lugar de tener que mandar un correo electrónico o un ticket.

  1. “Chatbot”

Un “chatbot” (también llamado «virtual assistant») puede reducir de forma importante los costes de soporte al cliente y mejorar la experiencia del cliente gestionando preguntas frecuentes antes de contactar con un agente real. Basado en tecnología de Procesamiento de Lenguaje Natural, los usuarios obtienen información de agentes con una apariencia real. Hasta el punto de que un “chatbot” inteligente (con Inteligencia Artificial) ofrece una experiencia más personal a través de conversaciones informales con el cliente (algunas empresas hasta han desarrollado avatares específicos para representar su marca). Además, los “chatbots” pueden atender a más clientes de manera más fácil y frecuente que los agentes reales; y todo con un menor coste.

  1. “Chat híbrido”

A veces el cliente no queda satisfecho con la respuesta que le da el agente virtual, o sencillamente prefiere hablar con un agente humano. En este sentido, ofrecer un «chat híbrido» puede ser una buena idea, pues el mismo permite a los clientes hablar con un agente real o virtual e ir cambiando de uno a otro. Como el historial de la conversación con el agente virtual se manda automáticamente al agente real, éste puede retomar la conversación directamente desde el punto donde se interrumpió. Chat de cliente, de PixabayDe esta manera, los clientes no tienen que repetir su pregunta una y otra vez, logrando una experiencia es mucho más fácil y eficiente.

  1. Estadísticas

El mundo genera más de 2,5 millones de gigabytes de datos al día, el 80% de los cuales se consideran «datos no estructurados» (incluyendo las interacciones en redes sociales y de los clientes). Es obvio que el desafío de las compañías es extraer información relevante de todos estos datos y es importante seguir la efectividad de los contenidos y descubrir qué es lo que los usuarios no están encontrando, para descubrir qué nuevos contenidos se deben crear teniendo en cuenta las preguntas sin respuesta.

Gracias a la implementación del lenguaje natural en las herramientas de autoservicio, se da poder a los clientes. Y ayudar a los clientes a autoayudarse mejora la lealtad de los clientes, aumenta los ingresos e impulsa la imagen de la marca.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *