Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Pros y contras de los canales de atención al cliente

Por   /   18 octubre, 2017  /   Sin Comentarios

Por Rafael Torres, Director General de Mercado Actual, portal de comercio electrónico especializado en la comercialización de productos y servicios a través de Internet.

 

La capacidad que tienen Internet y las redes sociales para difundir la información tanto negativa como positiva es de tal magnitud que la calidad de la atención al cliente se ha convertido Contacto con cliente, de Pixabayen uno de los principales pilares de las empresas de e-commerce para lograr la fidelización de los compradores.

En esa línea, no hay que olvidar que, en e-commerce, una consulta sin responder o una reclamación mal resuelta pueden significar perder la confianza de un cliente para siempre. Sin embargo, una adecuada combinación de nuevas tecnologías con canales más tradicionales nos da la oportunidad de realizar una atención rápida y eficaz. Bien gestionadas, estas herramientas pueden ayudar a fidelizar a nuestros usuarios y a reforzar la confianza de nuestros potenciales clientes. En cualquier caso conviene tener muy presentes los pros y contras que ofrecen cada uno de estos nuevos canales.

Chat online. Consiste en una conversación mediante mensajes de texto en tiempo real, como si de una aplicación de mensajería en el móvil se tratase. Este canal es propio del entorno online y, por su comodidad, cada vez lo adoptan más empresas.

  • Pros. Al quedar constancia escrita de la incidencia, es más sencillo y seguro consultar datos, al margen de que se trata de un canal muy directo y de bajo coste para la empresa y desde luego no implica ningún coste extra para el cliente.
  • Contras. La falta de respuesta, los errores del sistema que generan interrupciones de la conversación y la ausencia de contacto “directo” con la persona que atiende suelen ser los problemas más habituales.

Twitter. La utilización de redes sociales para canalizar el servicio de atención al cliente está muy extendida. Y aunque algunas empresas utilizan Facebook para esta función, Twitter es la red más popular como herramienta de atención al cliente, hasta el punto de que muchas compañías abren perfiles dedicados únicamente a la resolución de incidencias.

  • Pros. Se trata del canal muy directo y rápido, aunque no tanto como el teléfono o el chat. Permite sin embargo el acceso a cualquier hora del día y no tiene costes asociados para el cliente. Además, al poder ver las consultas de otros clientes, Twitter funciona como un archivo en el que el usuario puede buscar incidencias similares a la suya y ver cómo se han resuelto (esta publicidad puede ser muy positiva para generar confianza).
  • Contras. Sigue habiendo grupos de clientes poco familiarizados con el entorno de redes sociales, al margen de que, para poder utilizar este sistema, es imprescindible que el usuario tenga una cuenta en Twitter. Por otro lado, igual que el éxito tiene publicidad, una gestión mal solucionada con un cliente puede dar una imagen negativa al resto de usuarios.

Teléfono. La atención telefónica es una de las formas más tradicionales de contacto entre cliente y empresa. No obstante, por el coste que implica el servicio, muchas compañías de comercio electrónico están derivando sus consultas más frecuentes a otros canales y mantienen el teléfono sólo para determinadas gestiones.

  • Pros. Entre sus ventajas, destaca el hecho de que se trata del canal más directo e inmediato. Además, para los clientes, poder hablar con la persona que se encargará de resolver su incidencia genera confianza. Y también juega a favor de este canal la comodidad, ya que es más fácil explicarse hablando que por escrito.
  • Contras. Mal planteado, puede ser una fuente de conflicto con el cliente: contestadores automáticos con muchos menús, números de teléfono de pago o personal poco preparado son algunos de los inconvenientes que pueden generar insatisfacción en el usuario. Y otro grave problema es que suele ser un servicio de mayor coste para la empresa.

Correo electrónico. Fue uno de los canales más utilizados en los comienzos del comercio electrónico y, aunque todas las empresas lo mantienen, ha ido cayendo en desuso por parte de los clientes. Sin embargo, todavía es una herramienta imprescindible para realizar determinadas operaciones.

  • Pros. Es un canal sin ningún coste añadido y que permite el intercambio rápido y cómodo de archivos y documentación. Y desde luego facilita la consulta y archivo de datos.
  • Contras. La respuesta no es inmediata y no hay forma posible para el cliente de saber si su petición ha sido procesada.
    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *