Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Focus

Por   /   12 noviembre, 2013  /   Sin Comentarios

Focus, de KairósAutor: Daniel Goleman.

Editorial: Editorial Kairós 2013.

 

El psicólogo y periodista Daniel Goleman, autor del revolucionario best-seller mundial “Inteligencia emocional” (5 millones de ejemplares vendidos) y, continuando en esa línea, también de obras como “Inteligencia Social”, “Inteligencia Ecológica”, “Emociones destructivas”, etc., cierra ahora un significativo círculo en busca de la excelencia personal y profesional con “Focus”, libro en el que descubre una visión radicalmente nueva del talento más escaso y subestimado de nuestra sociedad, una capacidad que resulta ser el secreto para la excelencia: la atención.

Entiende Goleman que la ciencia de la atención y las habilidades atencionales son fundamentales para un desempeño alto, pues de esas facultades dependen operaciones como la comprensión, la memoria y el aprendizaje, la sensación de cómo y por qué nos sentimos de un modo determinado, la “lectura” de las emociones ajenas y el establecimiento de buenas relaciones interpersonales. De esta manera, la atención resulta un valor mental que influye mucho en la forma de movernos por la vida, si bien es un activo menospreciado y poco conocido.

Lo cierto es que, para él, hay tres ámbitos en los que una persona debe manejarse para vivir adecuadamente: el mundo externo, el mundo interno y el mundo de los demás. Y para que los líderes obtengan buenos resultados deben desarrollar y equilibrar tres tipos de focos: el foco interno, que nos ayuda a conectar con nuestras intuiciones y los valores que nos guían, favoreciendo el proceso de toma de decisiones; el foco externo, que nos auxilia en la navegación por el mundo que nos rodea; y el foco en los demás, que mejora nuestra vida de relación. En cualquier caso, no solo a los líderes, sino a cualquiera le va a servir el tener claro el foco en estos tres ámbitos que nos van a encaminar a encontrar el equilibrio y a ser más felices y productivos. Y, para ello, la atención es precisamente el mecanismo que nos conectará con cada uno.

Apunta el autor que las personas que logran un máximo rendimiento (ya sea en la educación, los negocios, el deporte o las artes) utilizan intuitivamente formas de focalización y de atención plena.

Así que, combinando la investigación de vanguardia con conocimientos prácticos, “Focus” profundiza en la ciencia de la atención en todas sus variedades (el foco interno, el foco en los demás y el foco exterior). Pero Goleman va más allá y entiende que la atención es como un músculo que se desarrolla a medida que se ejercita y que, en caso contrario, se debilita y acaba marchitándose. De ahí que, en la era de la distracción permanente (tanto interna como externa, incluido el exceso de información), sostiene que ahora, más que nunca, tenemos que aprender a cultivar la atención, tanto como forma de autocontrol, de mejorar la empatía o para comprender la complejidad que nos rodea.

En ese sentido, el “quid” no está en practicar la concentración durante muchas horas, sino en la forma en que prestamos atención a lo que hacemos y en cómo absorbemos los feedbacks para autocorregirnos. Incluso el divagar mentalmente puede ser beneficioso. El antídoto para la fatiga mental es el mismo que para la fatiga física: tomar un descanso y sumergirse en una actividad completamente diferente (pasear, disfrutar de la naturaleza, charlar con amistades, etcétera).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *