Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Decálogo para asegurar el éxito de las aplicaciones móviles

Por   /   2 enero, 2015  /   Sin Comentarios

Por Micro Focus, Multinacional desarrolladora de software innovador para aplicaciones empresariales.

 

El éxito de las aplicaciones móviles dependerá de la capacidad de automatizar los procesos de desarrollo y prueba que aseguren su funcionamiento correcto en diferentes dispositivos y plataformas.

Apps móviles, de PixabayY en ese sentido, para que una aplicación tenga éxito en el mercado debe poder ejecutarse sin problemas sobre, al menos, 1.800 dispositivos y plataformas diferentes. Los desarrolladores se enfrentan a diferentes sistemas operativos (Android, iOS, Windows Phone, Symbian, Blackberry…), a distintos dispositivos y formatos de pantalla y a diversos interfaces (teclado, táctil, etc.). Y este escenario supone que los desarrolladores y “testers” de aplicaciones tendrán dificultades para mantener el ritmo en un mercado cada vez más competitivo. Su éxito dependerá de su capacidad para minimizar errores y predecir los requisitos de los teléfonos actualmente en desarrollo.

El objetivo es evitar la realización de las pruebas tanto en el desarrollo como durante los ciclos de vida de las aplicaciones y asegurar que las aplicaciones se ejecutan correctamente desde el primer momento en que “ven la vida”.

El futuro del testing de móviles no puede quedar limitado a programadores que trabajen en proyectos nicho. El nuevo modelo exige equipos de trabajo formados por desarrolladores y “testers” que, en base a su creatividad y experiencia, sean capaces de crear un código robusto que cumpla con los retos del móvil. Hay que asegurar que las aplicaciones tengan “valor de negocio” y los procesos de prueba no deben perjudicar los plazos de desarrollo.

En esa línea conviene tener presente el siguiente decálogo para crear aplicaciones móviles exitosas.

Reutilizar. Por definición, el desarrollo de aplicaciones móviles es un movimiento vinculado al entorno. Los sistemas deben soportar los frecuentes cambios y mantener el ritmo de las rápidas evoluciones.

Mantenimiento. Los “scripts” de pruebas móviles tienen que poder ser modificados de manera sencilla y facilitar la portabilidad entre plataformas para evitar trabajar dos veces, eliminando retrasos y costes añadidos.

Uso real que se le dé al móvil. Igual que nosotros percibimos que “el mundo real” cambiará, las aplicaciones móviles deberían ser testadas en el momento en el que los usuarios las usen

Lenguajes estándar de la industria. Algunas cosas son más estables. Java o C# se integrarán en otros sistemas de suministro continuo

Múltiples dispositivos. La solución de “testing” debe soportar los múltiples cambios que se producen en plataformas de desarrollo móvil de última generación.

Pruebas de rendimiento óptimo. La precisión es de suma importancia en las pruebas de rendimiento. Deben trabajar con tráfico real desde aplicaciones nativas que imiten el tráfico de aplicaciones reales

Usar emuladores y simuladores. Eliminar el trabajo de campo usando un software que imita las acciones de diferentes dispositivos.

Simular el ancho de banda real móvil. Test para el mundo real, cubriendo y replicando velocidades reales de ancho de banda móvil, como GPRS, EDGE, UMTS, HSDPA, HSPA+ y LTE.

Escalabilidad. Teniendo en cuenta algunas variables, el futuro va a ver más gente usando estas aplicaciones; por eso, hay que hacer escalable el “testing” móvil a una escala global

Identificar el subconjunto de pruebas correctas. No es realista testar cada aplicación en cada uno de los sistemas operativos; hay que identificar sus principales usuarios y recalibrar el alcance requerido.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *